miércoles, 4 de enero de 2012

Me levanté tarde, me quedé dormido. Quizás soñando contigo, quizás con nosotros, quién sabe.No, no quiero saber.  Corrí de camino al colegio, casi acomodándome la ropa en el camino, con los ojos adormecidos y el pelo alborotado, sabiendo que otro día más empezaba. Me dijeron que estaba muy guapo hoy. A mi no me interesaba, no de ellos.
Todos notaron mi ropa, pero no que no llevaba mi collar. No notaron que ya no te llevaba conmigo. Hice todo lo posible y más para no recordarte hoy, que me gustaba la idea de ignorarte porque cuando te pienso, me duele saber que no estás. Me duele que la gente olvide con tanta facilidad y yo tener que quedarme amarrado a mis recuerdos, porque no puedo simplemente irme sin deshacerme de sus rostros, no puedo, no va conmigo.
 Cuando salí del colegio, fui a comer, y te confundí con alguien cuando estaba caminando hacia el lugar donde nos encontraríamos. Te vi en la cara de un hombre que me sonrió picaramente y bajó la mirada. Sentí que eras tu porque me da tranquilidad, me tranquiliza ilusionarme con que podría verte en cualquier lugar, y que si así fuera, me sonreirías sin pudor, tu sonrisa me contaría de los días que no hablamos, de los que no vimos amanecer, de los momentos malos y los buenos, tu sonrisa podría construir las bases de un mundo totalmente nuevo. 
Siempre supe que tu sonrisa sería capaz de hacerme feliz.

2 comentarios:

Álvaro dijo...

... precioso. :´)

Coeur'sNoe dijo...

"Te vi en la cara de un hombre..."
:)