viernes, 6 de abril de 2012


Quiero que hagamos planes, que deshagamos los antiguos. ¿Tienes algo que hacer en los próximos 100 años? Porque te voy a llevar la agenda.
Los días impares te los dejo libres, para que te de tiempo a echarte de menos y yo no pueda echarte de más. Los domingos cenaremos a las 11 de la mañana y dedicaremos el día a inventar formas nuevas de querernos, que la de amarnos eternamente la tenemos muy gastada. Me harás alunizar a la hora de la siesta, te despertaré a las 9 de la noche, únicamente para abrazarte muy fuerte. Siempre pensé que quien se quiere los domingos, es para siempre. ¿Te apetece? Porque no te preocupes, que a esta vida invito yo.

4 comentarios:

Laleydelmásfuerte dijo...

Que buen texto; he descuvierto tu blog por casualidad y me a agradado mucho, ya que no es igual que el de todos( que lo llenan a fotos); me encanta todo lo que escribes; te sigo. Un beso:)
Pd: cuando puedas pásate http://angelaamv.blogspot.com.es/

Coeur'sNoe dijo...

Muuuuuy tierno :) Quien se quiere los domingos es especial, sí.

Besos, Noëlle

Kareen! dijo...

Me encanta el blog y la entrada!Te espero en http://karenpaolarm.blogspot.com.es/ Un beso :)

Carolina dijo...

De dónde es este texto? Me ha encantado.