jueves, 13 de octubre de 2011

Podrás cerrar los ojos hacia las cosas que no quieres ver, pero no puedes cerrar tu corazón a las cosas que no quieres sentir.


3 comentarios:

Meryam dijo...

Totalmente cierto!

Arruinados por una cosa llamada amor. dijo...

cuanta razón...

Teresa dijo...

y derepente yo los abrí y descubrí tu blog!! y te sigo, por supuesto!!!