jueves, 28 de octubre de 2010

Es como mirar un profundo e inmenso océano.